Loading...

viernes, 9 de julio de 2010

ACTUALIDAD AFRODESCENDIENTE EN AMÉRICA LATINA



Reproducimos a continuación el prefacio del informe elaborado por Pablo Pascale, en la cual participó AFRICA A.C., al final encontrarán la dirección en donde pueden revisar el texto completo

ACTUALIDAD AFRODESCENDIENTE EN AMÉRICA LATINA
ESTUDIO SOBRE ORGANIZACIONES CIVILES Y POLÍTICAS DE ACCION AFIRMATIVA

La investigación que aquí se presenta constituye un aporte a uno de los temas clave que enfrenta actualmente Iberoamérica: la invisibilidad del 30% de su población, los afrodescendientes.

Iberoamérica es la confluencia de tres grandes vertientes poblacionales: la originaria, la ibérica y la afrodescendiente. Esta diversidad cultural y étnica no solo constituye su sello característico, sino también uno de sus mayores activos. Si bien esto es así, la diversidad no siempre se acompaña de la equidad.

La población afrodescendiente de América Latina se encuentra entre las más desfavorecidas social y económicamente, con peores indicadores de ingreso, empleo y educación; está pobremente representada en los gobiernos, los parlamentos, los directorios de empresas, como población objetivo de investigaciones académicas; y hasta el momento se encuentra invisible para censos y encuestas de hogares en varios países de la región.

Esto nos reclama la puesta en marcha de mecanismos que aporten a la visibilidad, como una condición necesaria para promover la tolerancia, el apoyo entre los diferentes colectivos, y el desarrollo de políticas públicas de igualdad.

De allí que, uno de los principales enfoques que viene desarrollando la Secretaría General Iberoamericana es la revalorización de los aportes que los afrodescendientes han realizado y realizan a nuestra identidad iberoamericana. Para lo cual, una de las tareas que hemos considerado prioritaria es contribuir a dar visibilidad al movimiento organizado de la sociedad civil afrodescendiente. La presente investigación es un paso hacia la visibilidad de los afrodescendientes en Iberoamérica.

Nos expone datos novedosos, como son: el crecimiento exponencial de organizaciones civiles de afrodescendientes de 1980 a la fecha; sus actividades, su relacionamiento con gobiernos y organismos, así como sus principales necesidades de equipamiento y formación. El estudio nos revela la existencia de un movimiento cada vez más consolidado, que ha encontrado en la vía organizacional un camino para expresar y fortalecer su identidad.

El método utilizado por el investigador permite que sean las propias organizaciones las que aportan sus datos, con lo cual pasamos a una instancia de investigación más participativa, diferente de aquellas que observan desde “fuera” sin contactar con su población objetivo. A su vez, se adentra en la actualidad de las políticas de acción afirmativa, que aún constituyen un desafío inclusive en países como Brasil, que ha desarrollado muy importantes avances.

Esto nos lleva a reflexionar que soslayar el tema de las desigualdades raciales o de género que aún puedan existir en nuestra región, sería postergar la solución de problemas a los que se asocian, como: la educación, el empleo o la atención sanitaria, por citar algunos. Las problemáticas sociales se agravan y potencian con el efecto de la discriminación, y se postergan sus soluciones.

El camino que abren las políticas de acción afirmativa conduce a la equidad de posibilidades históricamente negadas a ciertos grupos de nuestras sociedades, cuyos resultados no sólo benefician a sus destinatarios, sino a todo el conjunto de la sociedad.
Por lo tanto, las sociedades democráticas actuales no sólo deben reconocer la diversidad de su conformación, sino que la misma se debe dar en un clima de equidad. Diversidad con equidad, ese es un síntoma inequívoco de madurez democrática.
En suma, Iberoamérica enfrenta en el inicio del bicentenario de sus independencias el desafío de la convivencia en equidad, y ello supone ser conscientes y reconocer la real influencia que han tenido en el proceso de construcción de nuestra identidad los aportes de sus diferentes colectivos y sus ricas culturas.

Pero también debemos consolidar y ampliar las oportunidades futuras para todos. El camino que abren las políticas públicas de igualdad nos lleva en esa dirección: la de sentirnos orgullosos de ser una región que ha contado, y contará, con el capital cultural de la diversidad como motor de su desarrollo.

Enrique V. Iglesias
Secretario General Iberoamericano



Texto completo en la siguiente dirección
http://segib.org/publicaciones/files/2010/07/Actualidad-Afrodescendiente-Iberoamerica.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario