Loading...

jueves, 12 de junio de 2014

EL ORGULLO DE SER NEGROS


Ernestina Gaitán Cruz

Son negros, orgullosos de su color de piel y de la sangre de sus antepasados esclavos, pero no aceptan ser llamados sólo afromexicanos ni afrodescendientes. “Somos negros de Oaxaca y para nosotros no es un término despectivo ni peyorativo y el querer nombrarnos de otra manera es como arrancarnos nuestra esencia”, señala Angustia Torre Díaz, del colectivo Las Morenas.

La profesora que forma parte de la Red por el Reconocimiento Constitucional del Pueblo Negro de México refirió que así lo piensa la mayoría de esta población y así lo dijeron en las encuestas realizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.
                                                                              
                                                                                                              Betty Romaña y Angustia Torres

“Para los legisladores y para los académicos posiblemente les parezca despectivo y feo el término negro, pero el querernos llamar nada más afromexicanos, es algo que el pueblo de negros no conoce. Nos toco ver una ocasión en que una persona que decía yo digo que soy negro, pero debido a lo que me explican, tendré que asumirme como afromexicano que no sé qué significa, pero si así nos quieren llamar, qué otra nos queda”.

En entrevista dijo que están orgullosos de su color, de lo que son y de sus antepasados que llegaron a México hace más de tres siglos y tienen clara su identidad manifiesta en su cultura y como ejemplo citó las canciones de  Álvaro Carrillo como “Soy el negro de la Costa” o de Pepe Ramos, “negrito chimeco y feo”. No se dice soy el afromexicano de la costa de Oaxaca y de Guerrero o afrodescendiente chimeco y feo, citó.

Por ello, comentó  que apoyan la propuesta que el gobernador Gabino Cué Monteagudo envió este año al Congreso del Estado para conformar la iniciativa de Ley sobre los Derechos del Pueblo Indígena y Negro Afromexicano de Oaxaca y en el cual se propone llamarlos negro afromexicano.
El trabajo lo hemos venido haciendo desde hace algunos años atrás y por fin parece que hay resultados de ese trabajo tan arduo que hemos realizado varias asociaciones. Tenemos la inquietud y la esperanza de que esa iniciativa pase en el estado y posteriormente si es aprobada, iremos por el reconocimiento federal, añadió.


En México no hay negros

Acompañada de Juliana Acevedo Ávila, consejera afro del Consultivo de los Pueblos Indígenas y Afromexicano de Oaxaca, explicó que ante el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, no figuran como negros, sino inmersos entre la comunidad indígena, lo cual los ha privado de derechos y programas que se manejan en el país, aunque reconoce que ahora hay un poco de flexibilidad.

Ante la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas un pueblo o comunidad que no tiene un porcentaje máximo de lengua indígena, no se le puede apoyar porque no hay lengua materna. En nuestra comunidad, el espacio donde vivimo
s si hay el dos por ciento de indígenas es mucho, pero el 95 por ciento es población negra, refirió.

Asimismo platicó que por esa falta de reconocimiento a la población negra, ha vivido en carne propia la discriminación y citó que en Veracruz estuvo en un foro afro caribeño y cuando paseaba con unos danzantes en el centro, se los llevó la policía y los quisieron llevar a El Salvador “porque no creían que fuéramos mexicanos y menos de Oaxaca porque aquí no hay negros, decían”.

Cuando te encuentras en esta situación sientes miedo, porque las autoridades hacen poco caso desconocen que hay negros en México y más en Oaxaca, y entonces sólo se les ocurre mandarnos a otro país.
Y es que, agregó, en la historia de Oaxaca y de México, ante la Constitución y los grupos étnicos de nuestro propio estado, los negros hemos sido invisibilizados, no existimos.

Sin embargo explicó que llevan 15 años de lucha por su reconocimiento y 17 organizaciones se conformaron en la Red por el Reconocimiento Constitucional del Pueblo Negro de México y han contribuido a documentar su existencia con la publicación de cinco libros, y hace dos años junto con el INEGI, integraron un grupo de trabajo sobre Poblaciones Afromexicanas.

El propósito fue definir las vías más adecuadas para la inclusión censal de la población negra, cuyo resultado fue el libro Perfil Sociodemográfico de Poblaciones Afromexicanas en Oaxaca, de próxima publicación y la participación en el diseño de la Pregunta para el Conteo 2015 y censo 2020.

Dice que están conscientes que la lucha continuará a pesar de los obstáculos que encuentren. “Si como negros fuimos esclavizados, como negros tenemos que liberarnos, porque nuestros antepasados sufrieron las cargas más pesadas que nosotros y nosotros seguimos con ella porque el estado mismo no da esa libertad, no nos ha liberado de esas cargas tan negativas que nos ha puesto. Lo que estamos exigiendo es liberarnos de esos tabúes de que todo lo negro es malo”.

“Si nuestros antepasados tuvieron la fortaleza de resistir cuantos y cuantos años de esclavitud, discriminación, humillación, porqué nosotros no. Corre por nuestras venas sangre negra y tenemos la misma fortaleza de nuestros antepasados y vamos a seguir luchando hasta que sea necesario”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario