Loading...

martes, 20 de septiembre de 2011

Afromexicanos. Libres: la historia de un mural colectivo internacional e intercultural / II



En el Centro Cultural Universitario (CCU) se encontraron siete artistas de diversos orígenes (tres artistas morelenses; Ana Karelia, de Cuba; dos artistas de la Costa Chica y Frenal Mezilas, de Haití); se conjuntaron también muchos estilos, distintas ideas y diversas visiones. Se trató de un experimento artístico, sin saber los resultados. Si bien desde el principio estuvimos convencidos del proyecto, el resultado superó todas las expectativas.

El trabajo empezó el martes 6 de septiembre, al medio día, en la explanada del CCU y se completó en 3 días. Primero trazaron diversas formas, países e imágenes en el mural. Frenal charló con sus compañeros sobre la diferencia entre un pintor y un artista; entre todos acordaron empezar la tarea tomando en cuenta las reglas de la perspectiva.



Los artistas eligieron el tema de la historia de los africanos, la esclavitud, el naufragio, la negritud, África y México, entremezclados con algunos rostros. Cada uno plasmaba sus ideas en el espacio en blanco. Siete artistas, siete caracteres; diversas formas de pensar y pintar. Y lo que parece imposible se hizo realidad; se formó una unidad, hubo armonía y entendimiento entre ellos desde el principio. Sólo de esa forma la obra podría entenderse como una sola pieza. Frenal Mezilas dirigió el trabajo cual director de orquesta, sin dominar a los demás en cuanto a las temáticas. Cada uno se identificó con la obra y plasmó sus visiones de un México lleno de culturas diversas.

Los siete artistas tienen en común al amor por el arte y la necesidad de crear arte. Lo que Frenal hizo al final fue integrar las partes hacía una obra homogénea. La parte de Aydee que pintó el naufragio del pueblo negro en las costas de México, las figuras negras pintada con muchos detalles y mucha sencillez de Balthazar, la serpiente y el negro Budda de Ana Karelia, nacida en la bella ciudad de Santiago de Cuba, en 1975.

Hija rebelde de ese archipiélago caribeño, donde en no pocas ocasiones tuvo que enfrentar a sus demonios por defender su derecho a expresar su realidad en el lienzo. Afrodescendiente, con mucha energía y fuerza de voluntad para lograr sus metas. Su manera de pintar refleja esta voluntad y el amor por la vida. Trabaja con formas opulentas y con colores de tierra, significado de su armonía con la madre naturaleza y su alrededor. La fuerza, el baile, el gusto por las fiestas, las reuniones y las charlas -esas son las raíces que tienen los afrodescendientes en común- tienen una percepción de la vida más bien intuitiva, una sabiduría heredada desde el vientre de las madres que une a los pueblos negros y los hace resistentes a las circunstancias más difíciles de la vida.

Frenal también logró unir las visiones de Humberto y Jorge, que son artistas que trabajan más el abstracto. Fernando pintó el rostro de un negro con la mirada fija e inmóvil del guerrero encima del contorno del continente africano. Nos dice: Afromexicanos. Libres.

La figura principal es un negro gigante – un Cimarrón – un esclavo negro fugitivo que llevaba una vida de libertad en rincones apartados de los centros urbanos. Un héroe de la religión vudú, un héroe en la historia de Haití. El vudú se convirtió en religión oficial de Haití por parte del gobierno de los Duvalier para reforzar la legitimidad de su gobierno, dada la popularidad de esta creencia e incluso su importancia en la historia del país; tanto que se suele considerar como uno de los antecedentes de la Revolución Haitiana a una ceremonia del sacerdote vudú Boukman, llevada a cabo el 14 de agosto de 1791 en Bois-Cayman.

Al final, Frenal miraba la obra, pintaba y corregía detalles, pensando todo el tiempo en unir las partes y pintar otras tantas para llegar a un punto de satisfacción. El mismo artista sostiene: “la pintura y la obra artística nunca terminan, es un proceso sin fin, infinito. Cuando empiezas no sabes a donde llegas, es como la vida”. Al igual que menciona Aydee: “uno intenta, cae, se levanta y camina adelante hacía un futuro desconocido”.

El Mural Colectivo fue inaugurado viernes, el 9 de septiembre a las 17.30 hrs por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) por medio de la Secretaría de Extensión y su Dirección de Difusión Cultural en marco del Primer Festival de las Culturas: “África en Morelos” 2011.

Este Mural Colectivo iniciado por el artista plástico de Haití, Frenal Mezilas, se encuentra en el Centro Cultural Universitario de la UAEM. Frenal Mezilas, joven haitiano – especialista en técnica de retrato – egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes de la Universidad Estatal de Haití aprendió de todos las disciplinas de las artes. Es representante del arte figurativo de símbolos haitianos. Trabaja como profesor de diseño y supervisor de diseño de Artesanías Originales DREXCO y está nombrado artista de imagen de la ONG FONKOZE.

Frenal ganó el segundo lugar del Concurso Nacional de pintura del Ministerio de Educación Nacional de Haití. Joven de edad ya tiene mucho éxito con sus exposiciones, p.e. de máscaras para el carnaval 2003 en el Museo de Arte Haitiano del Colegio de Saint Pierre (Haití) o de pintura 2009 en el Centro Cultural de la Embajada de Brasil en Haití.

Stefanie Hamaekers
Coordinadora del Festival de las Culturas África en Morelos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada