Loading...

lunes, 24 de febrero de 2014

Afrodescendientes comparten exclusión y pobreza con la población indígena: senadora Rosa Adriana Díaz Lizama



Mérida, Yucatán, 23 de febrero 2014.- 

Con el objetivo de visibilizar y reconocer a la población afrodescendiente en México, la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado de la República presentó una iniciativa que modificará la Ley de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y la Ley Federal de las Entidades Paraestatales y sobretodo permitirá el diseño de políticas públicas para atender a este grupo de personas.


La senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, integrante de esta Comisión, informa que la población afrodescendiente es una de la más vulnerables, excluidas y pobres del país y que la mayoría ha recibido tratos desiguales y discriminación, situaciones que desafortunadamente comparten con la población indígena.

–A los descendientes de los pueblos africanos no se les reconoce su participación en la conformación del país ni constituyen un referente cultural. La ausencia de rasgos culturales como lengua, formas de organización, sistemas de autoridad, gobierno propio y territorio ancestral descartaron su presencia como pueblo, grupo étnico o cultura, afectando sus derechos humanos y su desarrollo.

–El reconocimiento jurídico de los afrodescendientes es algo que aún está pendiente en la mayoría de los países de la región, incluyendo el nuestro.

Lo anterior implica también que se desconoce la cifra exacta de personas afrodescendientes en México: algunos estiman que hay cerca de 2 millones de mexicanos de origen africano, pero otras estimaciones mencionan alrededor de 450,000 afrodescendientes.

De acuerdo con la legisladora yucateca, la población afrodescendiente se ubica principalmente en algunas regiones de los estados de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Coahuila, Colima, Veracruz, Chiapas y Quintana Roo.

–Desde la época de la Colonia, las poblaciones de origen africano y sus descendientes tuvieron una enorme movilidad, principalmente, a los espacios de trabajo en los que inicialmente fueron esclavizados, de modo que también se ubican en otras regiones del país.

La iniciativa presentada adiciona los artículos 1, 2, 3, 5, 12 y 13 de la Ley de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, que instruye a ese organismo a fomentar y evaluar programas, proyectos, estrategias y acciones públicas para el desarrollo de los pueblos afrodescendientes. También modifica el nombre de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, añadiendo las palabras “y Afrodescendientes”. 

También se modifica el artículo 5 de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales para adecuarla al cambio de nombre de la hasta hoy CDI.

Suscribieron esta iniciativa los cinco senadores integrantes de la Comisión de Asuntos Indígenas: René Juárez Cisneros, Eviel Pérez Magaña, Isidro Pedraza Chávez, Luisa María Calderón Hinojosa y Rosa Adriana Díaz Lizama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario